La información de usar y tirar

GTD - Demasiada información

¿Mucha información?

Este fin de semana, durante una reunión de amigos, he podido asistir a una nueva costumbre que me ha sorprendido: las consultas fugaces en internet sobre cualquier extremo del tema de conversación.

Gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales usamos internet como una parte de nuestra memoria, accesible de manera más o menos rápida  y siempre a nuestro alcance (según tu plan de datos, claro). Estas consultas rápidas (¿Fast Feed?) son aparentemente una ventaja. Y digo “aparentemente” por qué con este sencillo gesto hemos abierto una enorme puerta a que nos mientan, nos engañen o nos confundamos nosotros solitos.

Los Social Media Managers / Community Managers somos, en gran medida, responsables de esto. La práctica de fragmentar la información para tener más impactos, mejor cadencia y mensajes más directos tiene sus consecuencias: la simplicidad de cada dato aislado es el nuevo monstruo del conocimiento.  Usar rápidamente la información que encontramos, en forma de píldoras o no, conlleva principalmente por 3 peligros:

a)      No necesariamente el dato es cierto. En este viaje fugaz hacia la información no somos capaces de leer pausadamente y perdemos el entorno del dato. Es probable que hayamos acudido a una fuente tendenciosa, obsoleta, o directamente falsa.

b)      No necesariamente el dato es correcto. Asumimos como cierto lo que la fuente asegura, como si nunca nadie cometiera errores. No hacemos double checkingni lo haremos ni es sencillo valorar la información con tranquilidad en plena conversación.

c)       No necesariamente hemos entendido la información. Esto nunca lo admitiremos, pero es posible que al llegar al dato simplemente no lo comprendamos. Es probable que no sepamos cómo manejar esa  información, y cualquier manual sobre manipulación y creación de opinión podría basarse exclusivamente en este punto.

Un ejemplo de cómo la información te traiciona: hace unos meses se destacaba que Facebook era mejor que LinkedIn para buscar trabajo. Una encuesta en EE.UU. reflejaba que 18 Millones de usuarios habían encontrado trabajo a través de Facebook y sólo 10 millones gracias a LinkedIn. Hasta aquí parece correcto, el problema es que en esa época Facebook tenía cerca de 160 millones de usuarios y LinkedIn sólo 45 millones (EE.UU). Una segunda lectura arroja que desde LinkedIn tienes el doble de probabilidad de encontrar trabajo (el 22% de los usuarios de LinkedIn encontraron trabajo contra el 11%  de Facebook, lo cual no deja de ser sorprendente). Rápidamente se extendió una ola de tweets diciendo que “Facebook es mejor que Linkedin para buscar trabajo”, y un día después todo se olvidó.

¿Y cuántos de vosotros habéis aceptado que tenéis que estar en Facebook porque hay cerca de 900 millones de usuarios?  ¿Y si luego te dicen que el 75% de los 7.000 millones de habitantes del planeta ven la televisión? ¿Deberíamos entonces poner anuncios en TV obligatoriamente? El razonamiento (y su trampa) es el mismo.

Una versión más gráfica de este asunto son las infografías. ¿A quién no le gustan las infografías? Acudimos a ellas por su estética y por lo bien que transmiten la información. El peligro de las infografías es que simplifican tanto que podrían estar mintiendo sin permitirnos ver la trampa, con el añadido de que el acierto estético apoyará su presunción de veracidad. Es cierto que vivimos en un mundo en el que las imágenes son cada vez más protagonistas (¿lo lamentaremos?).

Está claro que hoy día necesitamos más información de la que somos capaces de gestionar, y aprender o recordar tiene procesos muy diferentes a los que conlleva chequear Wikipedia (por poner una fuente fiable) o Delicious.  La ventaja de acceder a la información no nos sirve de nada si no mantenemos costumbres muy offline como: releer, razonar, procesar información compleja,  reconocer las fuentes y sus ventajas, defectos, etc.

Si no tenemos cuidado habremos convertido a la sociedad de la información en chicle, en vez de ser “alimento para el alma”.  ¿O que os pensabais? ¿Que todo iba ser tan fácil?

Anuncios

Un pensamiento en “La información de usar y tirar

  1. Pingback: 8 preguntas que toda PYME debe hacerse antes de entrar en las redes sociales | DavidJGB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s