Cómo crear tu propio canal RSS

RSS

Imagina que quieres tener tu propio canal RSS que combine los diferentes ítems que se publican en tus suscripciones. Es decir, quieres tener un Feed RSS que contenga tus blogs favoritos. O mejor aún: imagina que quieres que determinadas noticias se fusionen en un único Feed de RSS.

Sí, eso te permitiría tuitear unas 4.537.584 veces al día de manera casi automática ¡Es el sueño de cualquier gurú! ¡Serás capaz de automatizar los inputs para que tus outputs sean exclusivos de marca personal y así poder fotografiar tu comida!

¿Para qué quiero mi propio RSS?

Además del spam social y en general la falta de criterios a la hora de tuitear sobre casi cualquier cosa se me ocurren, al menos, estas aplicaciones:
1 Para alimentar de manera automática un newsletter o digest vía Mailchimp con la ayuda de sus Merge Tags.
2 Para alimentar un blog/intranet de WordPress en tu empresa o grupo de trabajo.
3 Para mantener al tanto de tu sector a socios y clientes.
4 Para curar contenidos e inspirarte mediante una revista personalizada.
5 Para seleccionar contenidos y noticias de tu empresa, producto o competencia y poder suscribirte a ellos.
6 Para dominar el mundo libre con IFTTT.

Esto no es nada nuevo: Google Reader ya nos ofrecía la posibilidad de generar RSS, y por eso (y ser un estándar) era la mejor plataforma para explotar feeds de manera profesional.

Pero Google Reader murió y Feedly llegó para ocupar su trono. Quitando la estética de Feedly y su discutible rapidez no creo que solucione mucho a nivel profesional. Las opciones de pago de Feedly no ofrecen ventajas más allá de la búsqueda, y me parece una tomadura de pelo para calvos lo de no poder buscar entre tus propios feeds!

Cómo generar mi propio RSS

1 La plataforma: InoReader

Date de alta en InoReader, es uno de los mejores lectores que he probado en la era PostReader. La estética es bastante discutible (o sea: es feo) pero es una herramienta de trabajo, así que piensa en cómo sacarle rendimiento en vez de casarlo con tus hijos.

InoReader tiene versiones web y apps para móvil y tablet. Y ojo: tiene reglas (infelizmente, algo limitadas). Eso significa que puedes crear búsquedas preestablecidas para que funcionen como etiquetas dinámicas. Como sistema de alerta del nombre de tu empresa no suena mal ¿verdad?

2 Organiza tus Feeds

Cuando tengas tu cuenta en Inoreader importa o da de alta tus feeds, y asigna tus fuentes a las carpetas que necesites. Antes de enviciarte creando carpetas te hago tres advertencias:
– Puedes generar un RSS de los contenidos de una carpeta. (Todos los ítems pertenecen al RSS resultante).
– Puedes generar un RSS de los contenidos de una etiqueta. (Todos los ítems seleccionados mediante etiquetas se incorporan al RSS resultante, independientemente de su carpeta de origen).
– Puedes crear un RSS de los ítems favoritos (O sea: usar la etiqueta que viene por defecto en InoReader).

3 Activa los canales RSS

Una vez tengas tus fuentes incorporadas accede a Preferencias >> Suscripciones (En imagen: nº 1 y 2) y verás que a la derecha de cada carpeta/etiqueta puedes activar su correspondiente RSS (En imagen nº 3). Una vez activado tendrás tu nuevo canal generando contenidos de manera dinámica. ¿No es para derramar una lagrimita?

Panatalla de Inoreader

Pantalla de Inoreader

Es así de sencillo y potente: ya tienes tus canales RSS y hasta una versión HTML de su contenido.

4 Bonus: las reglas (Normas).

InoReader ofrece además una función que considero crítica y que pocos lectores RSS tienen: las reglas*. ¿Y para qué quiero reglas? Puedes etiquetar de manera automática los resultados de una palabra clave predefinida en la fuente, el autor o el cuerpo de tus feeds. Así, serás capaz de preseleccionar o hacer una búsqueda por palabra, evitando tener que leer todos los feeds. Con esta función es cuando te das cuenta de que hablamos de una excelente herramienta de trabajo, y no de una estéticamenteadorable app para leer en el metro.

Podrás disfrutar nada más que de una regla de 3 búsquedas o normas. Si quieres más “poder” tendrás que acceder a la versión de pago. Aún así, ser capaz de separar ítems basado en 3 búsquedas preestablecidas es mucho más de lo que ofrecen casi todos los lectores de feed.

El RSS

No me canso de repetirlo: la tecnología RSS es el gran olvidado de internet. Bien cuidado tiene igual de impacto o más que “la capa social” de la web, de hecho “la capa social” se empeña en crear barreras a la información (lo llaman monetizar el servicio, pero otros lo llaman simplemente publicidad) y la tendencia es cada vez peor. Si te interesa el RSS te recomiendo este blog que suele tratar sobre muchos temas relacionados con este formato.

Ahora que el marketing de contenidos parte la pana es tendencia, el RSS debería ser un aliado fundamental para tu estrategia de comunicación. Nunca dejes de considerar el RSS como un canal excelente para difundir contenidos:
– Es un estándar.
– Admite todo tipo de servicios sobre él.
– Es contenido líquido en estado puro.
– Es reutilizable.
– Es libre.
– No busca como monetizarse.

Nota * –> En cuanto a Reglas, condiciones y normas en Feeds/RSS el rey es RssOwl. Es gratuito pero sólo tiene versión de escritorio. Las reglas de RssOwl son extremadamente poderosas y muy recomendables para tras bloquear tu PC realizar búsquedas tan complejas (¡y anidadas!) como quieras de palabras y condiciones dentro de tus fuentes.

Anuncios

5 cuestiones que debes pensar antes de cambiar Google Reader

Estos días es imposible no haber leído algún post con recomendaciones sobre cómo sustituir Google Reader una vez que cierre. Y me sorprende la poca o nula atención que se ha prestado sobre las verdaderas virtudes de Google Reader. Sinceramente casi todos los posts son iguales, y muchos son espantosamente simples. Algunos apenas vomitan repiten la misma información sobre cada lector, sin caer en la verdaderas fortalezas de Google Reader para proponer sus alternativas.

Feedly parece el sucesor. Yo uso Feedly, desde hace al menos un año y medio (no lo recuerdo, pero sí sé que ha cambiado mucho estos meses). Feedly, y el resto de alternativas, son grandes lectores, pero sólo son lectores, no son comparable a Google Reader. En realidad uso Feedly para leer mis feeds de Google Reader, pero el músculo es Google Reader.

Google Reader Logo

Google Reader

Google Reader es casi insustituible pero no como lector. De hecho Google Reader es un mal lector de feeds (casi diría que muy malo), la usabilidad y la estética es más que escasa. Las opciones están dispersas, juegan al escondite, y hay que hacer mil clicks para cosas realmente sencillas. Sin embargo es insustituible por otras razones que no he leído en casi ningún post.

Hay al menos 5 características que no cumplen (al menos en su totalidad) ninguna de las alternativas que los magnificos posts recomiendan. Para sustituir Google Reader deberías buscar que tu lector tenga algunas de estas opciones:

1.- Uso de una BBDD/respaldo de Feeds independiente del lector/lectores: Google Reader es ante todo una base de datos de Feeds a la que conectar tus lectores. Eso ofrece independencia del lector y permite conectar diversos lectores a la misma base de datos a la vez. Sobre Google Reader puedes, ademas, conectar otros servicios de terceros (IFTTT). Por ejemplo, conectándote a Google Reader desde Feedly podías atacar tus feeds desde el móvil y con RSSOwl desde el PC. Te conectabas a la misma base de datos de feeds, marcabas etiquetas, lecturas, estadísticas, etc. Eso no lo vais a encontrar en ninguna de las opciones que los blogs se han apresurado a recomendaros.

2.- Multiplataforma: Como puedes conectar múltiples lectores a tu base de datos de feeds puedes desconectarte cuando quieras sin perder nada. Ahora, sólo podrás usar un lector de Feeds, así que te aconsejo que busques uno que sea multiplataforma (al final no son tantos) de verdad, no propietario de determinados Sistemas Operativos.

3.- Sincronización, exportación e importación de Feeds: “Conectar” (que no importar) implica que desde cada lector puedes aumentar/reducir tus feeds y tener todo sincronizado en tiempo real, así podías ser multiplataforma sin preocuparte de repetir acciones o revisar feeds ya leídos. Google Reader además te permite importar y exportar tus Feeds. Cuando busques otro lector fíjate en la posibilidad de exportar tus Feeds si más tarde decides usar otro lector. Esta última opción sirve para tener copia de seguridad, ayudar a tus amigos / comunidad cediendo tus feeds, o simplemente probar otras opciones!

4.- Google Reader era un estándar. Sí, muy filosófico y tal… Pero cobra cuerpo con, por ejemplo, las extensiones a medida y los servicios de terceros. Hay disponibles para Google Reader extensiones para personalizar tu lector. Una de las más útiles que he probado es aquella que te marcada cada feed con un índice de autoridad de manera que podías leer tus feeds discriminando por la autoridad de las fuentes. Pero también podías acceder a servicios de terceros como IFTTT para trabajar con tus feeds y reutilizar información de manera automática.

5.- Podías crear tu propio Feed de RSS: Una de las posibilidades que más voy a echar en falta es la de poder crear tu propio Feed. Podías crear un feed público de aquellas noticias que marcaras con una etiqueta. Eso te convierte en publicador, no en mero lector. Esta opción no está en casi ninguna de las opciones que nos ofrecen.

Las alternativas que os proponen en casi todos los posts son meros lectores, muy gráficos, y poco más. ¡Y es que no hay mucho más! Parece que el RSS no está ya de moda.

Estas 5 ventajas de arriba abren la puerta, y lo digo por experiencia propia, a la gestión de contenidos por parte de equipos. Con Google Reader como base se puede trabajar contra la misma base de datos de feeds para organizarse en equipos de social media (monitorización, curación de contenidos, boletines internos, feed para redes corporativas, etc.).

Un ejemplo real sin entrar en detalles: Llevamos más de 1 año añadiendo Feeds a la BB.DD. de medios a monitorizar de mi (ex)empresa. El programa RSSOwl atacaba los Feeds de Google Reader desde mi PC, y mediante su sistema de filtros y búsqueda de palabras clave reducía cerca de 4.000 noticias a 150 “candidatas” sobre las que actuar manualmente. Además de reducir la lista, asignaba diversas etiquetas de manera automática, que eran reconocidas por Google Reader, el cual permitia su lectura desde el Feedly de mi móvil, y/o el lector (Pulse, GoodNoows, Flipboard, etc.) de una Tablet. Estas candidatas acababan siendo parte de los contenidos que la empresa publicaba en sus canales sociales. Y dado que Google Reader permite crear un RSS podías guardar todo lo que habías cotejado/publicado, o republicarlo en el Boletín de la empresa. Todo esto era posible dado que los Feeds eran independientes, sincronizables, portables, conectables y estándar.

Las opciones que los blogs se han apresurado a comentar simplemente sirven para leer las noticias, Google Reader era mucho más que eso, era una pieza fundamental en el ecosistema de los profesionales de la información. Yo aún no he encontrado la alternativa, pero creedme que cuando la encuentre os la presentaré.

La noticia de Google Reader es doblemente tristre, primero por que desaparece la mejor opción para tener un respaldo (o BBDD) de tus feeds y ser independiente, y segundo por que se demuestra que algunos de los posts que leemos responden, a veces, a la necesidad de ser los primeros en aportar, lo que les convierte en algo superficiales (claro que con ofertas de 2€ el post que se ven en algunas webs…).

Os recomiendo (con fervor) leer el blog de www.derrotero.net, os garantizo que sabe de lo que habla y más en este tema de gestión profesional de la información.