Por qué no me gusta (aún) la geolocalización

Uno de los fenómenos que más nos han sorprendido últimamente es el de la geolocalización. Hace unos años era impensable que alguien, de manera espontánea, publicara en internet dónde estaba y qué hacía de manera tan clara. Venía a ser lo mismo que publicar donde no estaba y qué no podía hacer en ese momento!!!

La geolocalización ha hecho obsoletos los CRM de un plumazo. De repente yo soy un CRM ambulante: aviso cuando llego y advierto sobre lo que me gusta comprar/consumir y en compañía de quién ¿Algún CRM da esta información tan precisa?¿Datos y comportamiento unidos?¿Y todo para qué? Si voy a ser tu CRM espero algo a cambio.

Muchos negocios con los que te geolocalizas (sí, te geolocalizas tú, no le eches la culpa a nadie) no pasan de nombrarte alcalde, o de darte una magnífica pegatina con media capa de brillo realmente sexy.

Hoy día, das todo lo que tienes por apenas nada. En un futuro no muy lejano me dejaré geolocalizar si, al menos, consigo esto:

  1. Información – Ya que me he presentado quiero información de tus productos. Información no es publicidad, o al menos que no se trate sólo de eso. Yo te digo quien soy y donde estoy, pero tú dime lo que ofreces. Este punto no se cumple, realmente hoy nos inundan con publicidad de todo tipo.
  2. Mejora de la oferta – Espero recibir algo a cambio para que pueda sopesar mi falta de intimidad. Algo tangible que pueda valorar y calibrar. No aspiro a alcalde ni quiero ser rookie… ni nada parecido. Necesito algo adicional en el servicio que me permita decidir si me identifico o no. A día de hoy, comienza a ser una práctica regular para algunos servicios, pero debería estar más extendido.
  3. Personalización – Si voy a darte lo más privado que tengo (mi quién, mi dónde, mi qué y hasta cómo y cuándo) a cambio espero que personalices y adaptes tu producto y no tu oferta!!!. Debo de sentirlo mío, único o al menos adaptado. Esto es, además, primordial a cambio de geolocalizarme.

Si no cumples estos tres requisitos: ¿Para qué quieres saber donde estoy y que hago? ¿Y para qué quiero yo decírtelo?

En breve gran parte del tráfico de internet serán automatismos como: temperatura, tráfico, espacios libres de aparcamiento, guías de turismo, realidad aumentada, etc. Estar en condiciones de ser geolocalizado será entonces una obligación.

Para permitir la geolocalización ante determinados productos y servicios necesito obtener algo, y todavía no me es posible. Por eso, aún no me gusta la geolocalización.

Post publicado originalmente en: http://davidjgb.posterous.com/

Anuncios